Tierra de albariza, de calles encaladas, de extensiones de viñedo de uva Palomino hasta donde alcanza la vista, de bodegas centenarias, de vientos de Levante y Poniente, de siglos de historia... El Marco de Jerez es todo eso y mucho más, un territorio que se ha hecho famoso por sus vinos, iguales que ninguno, diferentes a todos los demás. Su singularidad ha hecho que cada vez sean más los que se sienten, irremediablemente atraídos hacia los Vinos de Jerez.

Y ya no solo buscan degustarlos, sino conocer todos sus secretos. Es por eso que el turismo de vino cada vez crece más en la zona. Es allí donde uno conoce todas las características de un vino que viajó allende los mares, que dio la vuelta al mundo, que conquistó al mismísimo William Shakespeare... Y por eso vamos a descubrir qué es y cómo se da el enoturismo en el Marco de Jerez.

Bodegas del Marco de Jerez

Pero antes, debemos poner la atención en qué hace diferente a las bodegas del Marco de Jerez, de las del resto de España y el mundo. En ningún otro lugar se dan estas condiciones, que hacen de la vinatería jerezana algo singular.

Para empezar, hemos de hablar de las bodegas-catedrales, o cómo se proporciona al vino un hábitat perfecto para alcanzar la madurez, es decir, la arquitectura al servicio del vino. Aquí no encontrarás modernos sistemas de refrigeración, sino una tradición que se ha perpetuado durante siglos. La altura de sus techos permite aprovechar todo lo bueno del clima, evitando las grandes fluctuaciones de temperatura. Sus paredes anchas permiten aislarlas térmicamente, mientras que cubrir el suelo de albero también tiene un porqué, el hecho de que se pueda regar para conseguir con ello regular la temperatura y humedad del interior.

¿Por qué tanto ahínco con el control de la temperatura y la humedad? Porque sin ellas, no se produce el milagro, el milagro de uno de los fenómenos más característicos que se da en las bodegas de Jerez, el velo de flor, levaduras autóctonas que aíslan el vino del oxígeno para imprimir en él un carácter único. La crianza biológica da lugar a vinos como el Fino o la Manzanilla en Sanlúcar de Barrameda. Al tiempo y con el aumento del alcohol, el velo de flor muere dando paso a la crianza oxidativa, con la que se obtienen los Amontillados, Olorosos y el Palo Cortado.

Todos estos vinos no descansan en barricas, sino en botas jerezanas, con una capacidad de albergar 600 litros de vino de Jerez. También hace única a la viticultura en Jerez, la forma de crianza, mediante el sistema de soleras y criaderas, que permite rociar las botas con la saca de las botas a mayor altura.

Bodegas Fundador

¿Qué es el enoturismo?

Ahora sí, veamos qué es el enoturismo y porqué es tan importante. Aunque nos pueda sonar a algo muy de nuestra época y a una nueva forma de turismo, hace ya miles de años que nació esta idea. Existen documentos que atestiguan que en la antigua Grecia y Roma, ya había un creciente interés por conocer bodegas y catar sus vinos y en años sucesivos, eran frecuentes las visitas de nobles y monarcas, de especialistas en la materia, abades o aristócratas.

El enoturismo es historia, es cultura, es entorno. Es poder conocer, de primera mano, todo lo que sucede desde que brotan las primeras hojas de una vid, hasta que el vino termina en nuestra manos. Es visitar bodegas, pero también empaparse del terruño. Su principal objetivo no es otro que acercar al consumidor la historia detrás de un vino, la riqueza de su territorio y lo que lo hace único y diferente al resto.

Uva Palomino.PNG

¿Por qué el Marco de Jerez es referente en el enoturismo de España?

Cuando para otras zonas era impensable, ya en la década de los años 60, el Marco de Jerez vio el potencial del enoturismo como una nueva forma de dar a conocer sus vinos. Los secretos de cada bodega ya no permanecían encerrados solo para unos pocos, sino que se abrían a todos aquellos que quisieran descubrirlos. ¿De los primeros en descubrirlos? Figuras como Isabel II o Alfonso XIII, que pasearon sobre el albero de grandes bodegas del Marco de Jerez.

En nuestros días, las bodegas del Marco son de las más visitadas de toda Europa, acogiendo a más de medio millón de visitantes al año.

¿Qué ciudades forman el Marco de Jerez?

Aunque las denominaciones de origen “Jerez-Xérès-Sherry” y “Manzanilla – Sanlúcar de Barrameda” se establecieron en la década de los 30, las ciudades que forman el Marco de Jerez ya llevaban muchos años elaborando estos vinos y vinagres. Son ocho los municipios que conforman el Marco de Jerez en la provincia de Cádiz: la propia Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda, Chiclana, Chipiona, El Puerto de Santa María, Puerto Real, Rota y Trebujena y uno en la provincia de Sevilla, Lebrija.

Qué visitar en el Marco de Jerez – Zonas de interés

Jerez de la Frontera

Jerez no es otra que la capital del Marco. Allí nació el vino que da nombre a toda la zona vinícola, pero también palos flamencos como la bulería y los tabancos, esos lugares donde disfrutar una copa de vino generoso, acompañada de un espectáculo en vivo.

El Puerto de Santa María

En el corazón de la bahía de Cádiz y junto a la desembocadura del Guadalete, se encuentra El Puerto de Santa María. Junto con Sanlúcar de Barrameda, fue uno de los epicentros del comercio internacional, pues de allí partían los navíos hacía el Nuevo Mundo y Asia. Todavía conserva ese halo de otra época en su centro histórico.

Sanlúcar de Barrameda

Completa el triángulo una de las niñas bonitas del sur, Sanlúcar de Barrameda. Situada en la desembocadura del río Guadalquivir, es la ciudad del vino de la alegría, la Manzanilla, del paraje natural del Parque de Doñana y uno de los municipios más bellos de la provincia de Cádiz. Este año además, celebra su nombramiento como Capital Gastronómica de 2022, excusa perfecta para perderse en sus restaurantes y bares, para degustar exquisiteces como sus famosos langostinos, frituras o guisos marineros.

Vista de Sanlúcar.JPG

Curso de “Técnico en enoturismo del Marco de Jerez” de Sherry Academy

Puede que con el enoturismo solo quieras saber más sobre las bodegas y sus vinos o puede que quieras hacer de ello tu profesión. Para ello, la Sherry Academy, el aula del jerez que funciona como plataforma e-learning, lanza en septiembre el curso online de “Técnico en enoturismo del Marco de Jerez”.

¿A quién va dirigido? A ti, que amas los Vinos de Jerez, que trabajas en el sector turístico del Marco o en una bodega, pero también a aquellos que vean su futuro en la enología y el turismo. En apenas 30 horas y desde donde quieras, aprenderás a dinamizar y explotar todos los recuerdos del Marco para convertirte en un profesional del turismo enológico.

Macarena Escrivá

Macarena es periodista y fotógrafa especializada en viajes y gastronomía. Escribe para medios nacionales como Condé Nast Traveler, El Español, Tendencias, Hola Viajes y Guía Hedonista, entre otros.